Parece que Pontevedra retoma el pulso del progreso y el futuro.

 

Imagen relacionada

Avenida de Lugo en 1966, el Asilo ya prestaba su asistencia muchos años atrás.

Según la Xunta el Asilo vuelve a retomar el lugar que nunca debería perder.

Anuncios